Todo lo que debes saber sobre una instalación eléctrica

Desde que empezamos a utilizar la electricidad, ésta se ha hecho cada vez más imprescindible para nuestras vidas. Es por eso que en esta nueva entrega, enseñaremos todo lo que debes saber sobre una instalación eléctrica, desde los estatutos establecidos en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) hasta el costo aproximado de este trabajo.

Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT)

Las instalaciones eléctricas son regidas por una serie de normas que establecen las condiciones técnicas del desarrollo de esta actividad y garantizan plena seguridad a la estructura, vehículo y persona. Estas normas son conocidas como Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT).

En el año 2002, el REBT obtuvo una nueva modificación y se le fue incluida una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC), la ITC-BT-52 que hace referencia a las “instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículo eléctricos.

En el REBT, se considera baja tensión a aquella que no exceda los 1000 voltios en AC y los 1500 voltios en DC. De igual forma, se establecen las tensiones nominales más comunes, entre las cuales destacan:
230V para redes trifásica de tres conductores, 230V entre fase/neutro Y 400V para las redes trifásicas de cuatro conductores. De igual forma se establece que la frecuencia que se debe emplear en la red eléctrica es de 50 Hz. En cuanto a la potencia contratada, ya esto depende de la necesidad del beneficiado, aunque la potencia mínima que te permiten contratar las compañías de suministro eléctrico es de 5,75 KW, paras las nuevas instalaciones eléctricas.

Carga de electrificación en una instalación eléctrica

Antes de realizar una instalación eléctrica se debe hacer un estudio de la carga de electrificación, por otro lado se debe conocer la potencia de todos los artefactos eléctricos y electrónicos, para que de esta manera se pueda disfrutar del servicio eléctrico a plenitud.

Para calcular la carga de electrificación, solo debemos sumar la cantidad de potencia de cada uno de los aparatos que se conectaran a la red eléctrica. Sin embargo, este cálculo carece de exactitud, por eso el REBT establece el grado de carga de electrificación que debe implementarse en una vivienda según la utilización.

El grado de intensidad de la carga de electrificación está clasificada en dos partes:

  • Carga de electrificación básica: Está basada en un cálculo promedio que cubre las necesidades básicas de una vivienda, supone el uso de artefactos que no requieren de un trabajo de obra para ser instalado, es decir de simples electrodomésticos como por ejemplo TV, PC.
  • Carga de electrificación elevada: Esta supone el uso de todos los electrodomésticos y otros aparatos de alto consumo eléctrico como calefacción y aire acondicionado, otro factor, es que la vivienda supere los 160 metros cuadrados.

Como ya mencionamos anteriormente, la cantidad de potencia a contratar depende del uso que se quiera hacer, sin embargo para nuevas contrataciones, la potencia mínima a contratar es de 5,75 KW con corriente alterna a 230V. Solo cuando la potencia pase los 9,2 KW se considerará aplicar carga de electrificación elevada a la instalación eléctrica.

Sistema de protección de la instalación eléctrica:

De acuerdo a lo establecido por el REBT, las instalaciones eléctricas deben ser sometidas a un sistema de seguridad que pueda proteger, tanto a la estructura como a las personas, de posibles cortocircuitos y sobretensiones. Este sistema de protección se divide de la siguiente forma:

  1. Interruptor de Control de Potencia (ICP): Se encarga de cortar la corriente en caso de que se sobrepase el consumo de potencia contratada.
  2. Interruptor General Automático (IGA): Se encarga de cortar la corriente en el momento en que la potencia supera la capacidad que pueda soportar la instalación eléctrica.
  3. Protector Contra Sobretensiones (PCS): Es el encargado de cortar la corriente en el momento que la instalación eléctrica se ve afectada por una sobretensión.
  4. Interruptor Diferencial (ID): se encarga de cortar la electricidad cuando el sistema eléctrico se presente una derivación.
  5. Pequeños interruptores automáticos (PIAs): Controla la energía eléctrica que llega a determinado circuitos. Los cuales se ramifican en:

Para carga de electrificación básica son indispensables los siguientes interruptores de circuito eléctrico:

  • Interruptor de circuito C1: Permite el paso y corte de la electricidad en los puntos de iluminación.
  • Interruptor de circuito C2. Permite el paso o corte de la electricidad en enchufes de uso general.
  • Interruptores de circuito C3: Permite el paso y corte de la electricidad en la toma eléctrica destinado para la cocina y el horno.
  • Interruptor de circuito C4: Permite el paso y corte de electricidad para enchufes destinados para el lavavajillas, termo eléctrico y lavadora.
  • Interruptor de circuito C5: Permite el paso y corte de la electricidad en las tomas eléctricas destinadas para el cuarto de baño.

Para Carga de electrificación elevada son indispensables los interruptores anteriormente mencionados y se integran los siguientes interruptores:

  • Interruptor de circuito C6: Es un interruptor de circuito adicional del tipo C1 que permitirá el paso y corte de electricidad a cada 30 puntos de luces.
  • Interruptor de circuito C7: Es un interruptor de circuito adicional del tipo C2 que permitirá el paso y corte de electricidad cada 20 tomas eléctricas de uso general.
  • Interruptor de circuito C8: Permite el paso y corte de electricidad a la toma eléctrica dedica a la calefacción.
  • Interruptor de circuito C9: Permite el paso y corte de electricidad a la toma dedicada al aire acondicionado.
  • Interruptor de circuito C10: Permite el paso y corte de electricidad a la toma dedicado para la secadora eléctrica.