Por que el grafito conduce electricidad

En adelante conoceremos como s que el carboncillo o comúnmente llamado grafito sirve como un conductor de electricidad eficiente. Sobre todo porque es un tema que ha resultado interesante para muchos. Por lo que resulta importante conocer de qué se trata el carboncillo, así como las características que posee el mismo. Lo que nos adentrara un poco en las propiedades del mismo y como sirve de conector para tan interesante tarea.

¿De qué está compuesto el carboncillo?

Es un mineral de color negro, el cual se compone de carbón cristalizado, algo untuoso, el cual se puede generar de forma artificial, y que ha sido usado durante muchos años para la fabricación de lapiceros y otras aplicaciones de tipo industrial.

Su origen se remonta en el uso del mismo para escribir, y es así como se deriva su nombre, en donde el termino grafito es el más usado, el cual significa “escribir”, y en donde su uso siempre ha sido en la creación de lápices. Este material se puede obtener de forma artificial y también de forma natural, en donde se extrae en yacimientos en varias partes del mundo.

En su estructura se compone de varias capas, basado en una estructura tricapa, las cuales se encuentran superpuestas, y en base a ello es que el grafito presenta el nombre de un material anisótropo. Así mismo sucede con los diamantes, los cuales se constituyen de una formación de átomos de carbono. A pesar de ser tan distintos ambos elementos son alotrópicos y semimetálicos.

La conducción de electricidad del carboncillo

Uno de los principales usos del carboncillo es en el uso de lápices, sin embargo, este no es su único uso, ya que dé él se pueden hacer otros usos. A partir de este material se pueden crear lubricantes, así como para la fabricación de piezas de ingeniería, y piezas mecánicas de automóviles.

Este carboncillo o grafito se puede encontrar en reactores nucleares, además de los discos de grafito, los cuales son muy parecidos a los de vinilo, en diferentes ámbitos, como la pesca, hasta los dispositivos móviles.

El carboncillo o grafito como conductor de electricidad

Entre sus principales características el carboncillo cuenta con un color negro metalizado brillante, el cual puede ser fácilmente divisible. Son sus capas las que hacen posible la conducción de energía por medio del mismo, gracias a las temperaturas que logra obtener.

En este tipo de material la conductividad depende totalmente de la temperatura que esta tenga, por lo que mientras este adquiere mayor temperatura más conductividad posee. En la composición del carboncillo los átomos que se encuentran contenido en este se mantiene por medio de una red de anillos hexagonales los cuales forman una serie de láminas, las cuales se mantienen unidas, justamente porque entre ellas se atraen.

Son estos anillos los que logran por medio de los mismos que exista la posibilidad de conducir energía, posibilitando el migrado de electrones. Los carbonos contienen en su seno una hibridación plana, lo que permite que se conjuguen láminas que se superponen. Lo que permite que se dé una transferencia de electricidad aún mayor.

Este material permite que gracias al poder que tiene para conducir electricidad por medio de su actividad térmica, a pesar de que su estructura no sea la más perfecta ni logre ser capaz de transitar energía cinética como un diamante. Por lo que en cada capa que posee el carboncillo o grafito podemos encontrar una penetración iónica o molecular, lo que permite y genera mayor conductividad.